Programas APADA

S.I.O.S.

El programa S.I.O.S. (Servicio de Información y Orientación para el Empleo de las personas Sordas) fue creado en 1998 con el objetivo de responder a las necesidades de formación e inserción laboral de las personas deficientes auditivas, dentro de la Red de Inserción Laboral - FIAPAS.

En sus orígenes se encuadró dentro de los Proyectos de Inserción Laboral (P.I.L.), convocados y subvencionados por el MEC (convocatoria Orden de 23 de noviembre de 1.998, BOE de 26 de enero de 1999) (Orden de 28 de abril de 1.999, BOE de 27 de mayo de 1999), a través de FIAPAS.

De agosto de 2002 a marzo de 2004, nuestro S.I.O.S. ha sido subvencionado por el Gobierno del Principado de Asturias, a través de la Consejería de Trabajo y Promoción de Empleo, mediante subvenciones convocadas para el fomento del empleo, destinadas a financiar la contratación de trabajadores desempleados que realicen obras y servicios de interés general y social y por la Fundación ONCE.

Formació, información, empleo

OBJETIVOS

Al hablar de la situación del empleo de las personas con deficiencia auditiva, será necesario conocer, si bien desde una concepción de globalidad, algunos de los aspectos más significativos de las distintas fases del proceso de Información y Orientación, Formación e Inserción Laboral de la persona con deficiencia auditiva, así como también los principales medios y medidas existentes para suprimir las Barreras de Comunicación y de otra índole, que dificultan en la actualidad la plena integración laboral del colectivo.

El sector de las personas con discapacidad alcanza hoy un índice de desempleo situado por encima del 65% que, unido a la actual dificultad para acceder al empleo, con carácter general para toda la población, hacen necesaria la adopción de medidas institucionales y la implicación de los particulares en favor del objetivo común de la integración laboral de la persona con discapacidad.

Si hacemos un breve recorrido por las fases del proceso del joven deficiente auditivo hasta llegar al momento de su inserción laboral, nos detenemos en los siguientes aspectos más significativos:

1. Información y Orientación.

La Orientación Profesional del joven con deficiencia auditiva plantea, entre otras, algunas consideraciones básicas que deben contemplar los profesionales responsables de llevarla a cabo, las familias y el propio deficiente auditivo:

  • Debe promover actitudes positivas de motivación y participación.
  • Conviene orientar en la línea de la normalización, en términos de competencia y capacitación profesional, considerando su posterior integración en un medio laboral ordinario, sin rechazar el valor del paso intermedio por un medio protegido cuando así sea necesario. Considerando las aptitudes y habilidades propias de la persona con deficiencia auditiva para desempeñar, con especial eficacia, una serie de perfiles profesionales (habilidad manual, concentración, agudeza visual, etc.), no debemos limitar sus salidas profesionales.
  • La orientación profesional puede reforzar notablemente actitudes integradoras de personas con deficiencia auditiva y oyentes, sobre la base del conocimiento de las posibilidades y capacidades de la persona con deficiencia auditiva.

2. Formación.

En términos generales, el colectivo de personas con deficiencia auditiva, presenta carencias formativas de base, enmarcadas en la etapa educativa, así como dificultades de comunicación en su entorno familiar y escolar.

En este sentido, es bien conocido que la educación de los niños y adolescentes con deficiencia auditiva no admite una respuesta única para todos, y que se requiere una mayor y adecuada dotación de apoyos técnicos y humanos dentro y fuera de las aulas, que promueva el acceso y la familiarización temprana con los textos escritos.

Conviene destacar la importancia de este factor, ya que los jóvenes con deficiencia auditiva presentan dificultades de comprensión lectora y de producción escrita que suponen una barrera para ampliar su capacidad de comunicación, reforzar su autonomía y, en definitiva, para facilitar su integración en el medio laboral ordinario.

Asimismo, el joven deficiente auditivo debiera recibir mayores oportunidades para realizar prácticas profesionales en empresas, públicas y privadas, a fin de alcanzar los siguientes objetivos, entre otros:

  • Completar la formación personal y técnica.
  • Procurar una competencia profesional de carácter polivalente y flexible, conforme a las necesidades del mercado laboral, adquirir una visión más global y real del mundo competitivo y productivo, reforzando así su motivación en el entorno laboral.

Resulta fundamental que se promuevan acciones en este contexto dirigidas a la información y sensibilización del personal responsable de diseñar programas formativos, del profesorado, de los especialistas de apoyo y de las familias, a fin de que conozcan las necesidades y las posibilidades de las personas con deficiencia auditiva.

3. Inserción Laboral.

La principal herramienta para obtener el objetivo de la integración laboral de las personas con deficiencia auditiva es, sin duda, además de lo dicho hasta ahora, el cambio de cultura empresarial necesario en nuestro país para suprimir las barreras a la contratación de personas con deficiencia auditiva.

Será preciso, tanto en el ámbito asociativo como desde los poderes públicos, reforzar las acciones tendentes a eliminar de forma gradual la imagen errónea existente en la sociedad que identifica minusvalía con incapacidad para trabajar de forma productiva, realizando:

  • Campañas de Información y Sensibilización dirigidas a empresarios y sociedad en general.
  • Participación y corresponsabilidad del movimiento asociativo en las instituciones y foros de representación.
  • Formar y preparar a profesionales específicamente.

En otro orden de propuestas, se señalan a continuación algunas de las más significativas para favorecer la integración laboral del colectivo de personas con discapacidad:

  • Apoyo a la administración para la elaboración de una base de datos completa y actualizada de la población con deficiencia auditiva.
  • Sustitución progresiva de políticas subsidiaristas de ayudas y prestaciones para discapacitados, por medidas tendentes a la participación de los mismos en la vida económica.
  • Desarrollo de mecanismos correctores respecto del demandante de empleo discapacitado que rechaza de modo injustificado y reiterado ofertas de empleo compatibles con su discapacidad.
  • Establecer procedimientos que aseguren el cumplimiento efectivo de las cuotas de reserva de empleo para minusválidos en el sector público y privado.
  • Desarrollo efectivo de un soporte legislativo que garantice el cumplimiento de las normas existentes en materia de integración laboral de personas con discapacidad.

(c) Copyright 2007 Asociación de Padres y Amigos de Deficientes Auditivos de Asturias     Desarrollado por Impact5    | Conforme W3C XHTML 1.1 | CSS 2.0 | WAI 'AA'